FESTIVAL DE SITGES 2018

Aún quedan cuatro meses para que llegue, pero el Festival de Cine Fantástico de Sitges ya ha empezado a caminar, y de qué manera. Además de presentar el magnífico póster de esta 51ª edición, dedicada a 2001: Una Odisea del Espacio de Kubrick, el festival ha avanzado una decena de títulos que formarán parte de la programación de este año. Y el resumen que se podría hacer es que el director Ángel Sala y compañía se llevaron un buen botín del pasado Festival de Cannes, ya que buena parte de los nombres que se erigieron como protagonistas aterrizarán en Sitges del 4 al 14 de octubre. De momento, pues, ya hay un buen número de platos fuertes que van directos a las listas de prioridades de cualquier cinéfilo. Son estos:

The House that Jack Built (Lars von Trier, 2018)

Después de ver el revuelo que el amigo Lars von Trier provocó en Cannes, donde se dice que un centenar de personas abandonaron la proyección debido a la violencia explícita de las imágenes, todo apuntaba a que el Festival de Sitges no desperdiciaría la ocasión hacerse con The House That Jack Built y trasladar el reto a sus fans. La historia nos acerca a la figura de un asesino en serie (Matt Dillon) que, a lo largo de 12 años, evolucionando en su forma de matar a las víctimas, hasta el punto de considerarlo un arte. Habrá por tanto?

Under the Silver Lake (David Robert Mitchell, 2018)

Tras revolucionar el festival hace cuatro años con su ópera prima It Follows, Era bastante previsible que David Robert Mitchell volviera a Sitges con su segunda película. Under the Silver Lake aleja del género propiamente de terror y apuesta por el thriller psicológico, y vistos los comentarios parece que su nivel de paranoia promete una buena sacudida mental. La historia se centra en un joven (Andrew Garfield) que descubre que su vecina (Riley Keough) ha desaparecido de forma repentina, dejando un misterioso rastro. La verdad es que hay muchas ganas de descubrirla.

Burning (Lee Chang-Dong, 2018)

El flamante premio de la crítica en Cannes fue por este drama surcoreano sobre un joven que, tras hacerse amigo de una chica, conoce otro amigo de ella que presenta una actitud cada vez más extraña uno inquietante. Burning, Que adapta una novela del popular Haruki Murakami, parece ser de esas películas que se cocinando a fuego lento sin dejar que te distraigas en ninguna momento. La verdad es que el tráiler le basta un minuto para ponernos la tensión en el cuerpo.

Lazzaro Felice (Alice Rohrwacher, 2018)

También se presenta con un premio bajo el brazo desde Cannes, en este caso a mejor guión, la italiana Lazzaro Felice. De entrada, resulta una película algo atípica para un festival como el Sitges, pero la respuesta generalizada de la crítica apunta a su capacidad de sorpresa y de ir más allá de su apariencia de drama rural hace 50 años. Su historia se centra en la amistad de dos jóvenes, Lazzaro y Tancredi, que hará que el primer cambie por completo su actitud.

Ghostland (Pascal Laugier, 2018)

El primer título puramente de terror que se incorpora a esta nueva edición del Festival de Sitges es Ghostland, Que apuesta por un argumento bastante habitual en el género: una madre y sus dos hijas entran a vivir a una casa que esconde un oscuro secreto del pasado. Quizá no revolucionará nada, pero lo cierto es que la película promete terror del más visceral y visualmente perturbador, lo que nunca puede faltar en un festival como este. Habrá que tenerla en cuenta para llenar esta dosis de mal rato que siempre requiere la visita a Sitges.

Climax (Gaspar Noé, 2018)

Otro de los directores más polémicos y provocadores de la actualidad es Gaspar Noé, y si acaba de estrenar nueva película (también premiada en Cannes), debía ser obligatoriamente en Sitges. Climax cuenta la historia de un grupo de jóvenes que organiza una especie de rábano y que empieza a degenerar hacia una combinación de orgía y ritual satánico. El impacto está más que asegurado y posiblemente la digestión no será fácil para según qué espectador.

La Nuit a Devos le Monde (Dominique Rocher, 2018)

Últimamente, la mirada alternativa sobre el género de zombies ha funcionado muy bien en el Festival de Sitges (recordemos Maggie en 2016 y las Affamés en 2017), y este año vuelve a prometer con La Nuit a Devos le Monde. Este título francés parte de un joven que un día se despierta solo y con la ciudad infestada de zombies, y que por tanto deberá tratar de sobrevivir como pueda. Será interesante comprobar su terror minimalista y alejado de los tópicos del género.

Summer of ’84 (Anouk Whissell, François Simard, Yoann-Karl Whissell, 2018)

el fenómeno Stranger Things ha sido el punto álgido de este ataque de nostalgia ochentera que nos ha invadido durante los últimos años. Ahora, hay que añadir Summer of ’84, Un film que busca de forma más directa el terror adolescente mezclado con el espíritu de los goonies. Centrada en un asesino en serie en los años 80, la película tratará de volver a despertar nuestro lado más nostálgico y aventurero. A ver si lo consigue y no se queda como uno más de la lista.

Mandy (Panos Cosmatos, 2018)

A mitad de los años 80, un hombre busca desesperadamente los miembros de una secta que han matado a su mujer para poder vengarse de forma brutal. La historia no tendría demasiado de especial si no fuera que este hombre es Nicolas Cage y que Mandy ha sido descrita como un festival de psicodelia, locura y surrealismo. El director italiano Panos Cosmatos está dispuesto a poner el festival del revés, y la verdad es que, con Cage al frente, tiene todos los números para hacerlo.

piercing (Nicolas Pesce, 2018)

Desde el pasado Festival de Sundance, llega este thriller con toques de terror y humor negro. piercing presenta un padre de familia que se va a un hotel dispuesto a contratar y matar a una prostituta, pero que se encuentra que ésta no le pone nada fácil. Con unos aires que recuerdan un poco a Audition de Takashi Miike, el jovencísimo Nicolas Pesce quiere volver a hacerse notar en Sitges tras llevar la notable The Eyes of My Mother hace dos años.

Además de este primer cata de la programación, el Festival de Sitges ha anunciado otros platos fuertes en forma de premios. Este año, el Gran Premio Honorífico del festival irá a manos del gran director Peter Weir (El Club de los Poetas Muertos, El Show de Truman, Master and Commander), Mientras que el Premio Máquina del Tiempo adjudicará a la actriz Pam Grier, recordada sobre todo por su papel de protagonista en Jackie Brown. Como es habitual, la previsión es que a mediados de julio se celebre la esperada rueda de prensa en la que se da a conocer el grueso de la programación. Si sigue este ritmo, tenemos motivos para frotarse las manos.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *