Las mejores películas del 2019 – Del 1 al 10

º

Tras repasar las primeras 10 películas que forman parte de lo mejor de 2018, llega el momento el TOP10 cinematográfico del año. Tal como sucedió el año pasado, el cine norteamericano ha impuesto su presencia, sobre todo por la gran calidad de varios títulos independientes, así como algunas de las películas más populares que se han estrenado en los últimos años. Huelga decir que, a cualquier persona que se pregunte qué películas debería haber visto este año, esta décima serían las prioritarias. La verdad es que la orden es, esta vez más que nunca, más que subjetivo, ya que en realidad todas ellas ocuparían posiciones muy igualadas. En todo caso, estas son las 10 mejores películas de 2018 a M.A.Confidential:

No nos podemos quejar nada de la cosecha de cine de terror que nos ha dejado este año. Y si hay alguna película que ha apostado por buscar una nueva narrativa dentro del género, esta ha sido indiscutiblemente Hereditary. El director Ari Aster aleja de los tópicos y despliega una historia enfermiza y perturbadora en que este tipo de fuerza demoníaca que parece gobernar la familia protagonista prácticamente traspasa la pantalla para llegar a la mente del espectador. A pesar de su ritmo pausado, Hereditary mantiene una tensión constante, pero una de diferente tipo a la que nos tiene acostumbrados el cine de terror. Buena parte de culpa la tienen la brillante dirección de Aster, llena de detalles y pistas desde la primera imagen, y el enorme interpretación de Toni Collette y la joven Milly Shapiro.[[crítica / tráiler]

La transición entre la adolescencia y el inicio de la edad adulta ha sido desde siempre uno de los grandes temas del cine independiente (englobado bajo el término “coming of age”), y este año nos ha llevado uno de los exponentes más interesantes que se han podido ver últimamente. Thelma utiliza en este caso el terror y la ciencia ficción para representar la liberación de una joven que huye por primera vez de la estricta tutela de sus padres, y lo hace con la particular elegancia y tenebrositat del director noruego Joachim Trier. Aunque puede llegar a resultar bastante incómoda por su contundente trabajo de la luz y el sonido como vehículos para transmitir lo que siente la joven protagonista, Thelma se convierte en un trayecto cada vez más intenso y completo donde Trier nos acaba hablando de la religión, la familia y las relaciones sociales en un país donde aún quedan muchas cosas para normalizar.[[crítica / tráiler]

Elio y Oliver han protagonizado, sin duda, la gran historia romántica de este año 2018. Call Me by Your Name convierte un verano en un pueblo del norte de Italia en todo un torbellino de sentimientos gracias a la naturalidad con que Luca Guadagnino retrata la tentación, la seducción, los secretos, las dudas y los miedos de un adolescente que verá como su vida cambia para siempre. La conjunción de los personajes con el entorno, la capacidad del director italiano de expresarse a través de la cámara y también el enorme trabajo de Timotée Chamelet y Armie Hammer hacen que todo sea sencillo, pero sofisticado a la vez. Call Me by Your Name convierte su historia en universal y totalmente identificable para cualquier espectador, sin distinciones. Además, contiene lo que posiblemente es uno de los mejores diálogos entre padre e hijo que se han visto en los últimos años, y un plan final sobrecogedor.[[crítica / tráiler]

Oscar, Globos de Oro, León de Oro … con La Forma del Agua, Guillermo del Toro se empachar de grandes premios gracias a la que posiblemente es su película más redonda. La delicadeza con que el director mexicano desgrana la historia de amor entre una mujer muda y un ser anfibio en los Estados Unidos de la Guerra Fría es exquisita, y va más allá de los códigos de un género concreto. A La Forma del Agua hay ciencia ficción, hay thriller de espías, hay drama social, hay espíritu crítico contra la discriminación y, por encima de todo, un gran homenaje al propio mundo del cine. Y todo encaja de forma admirable y cohesionada, sin dejarse llevar por excesos de azúcar o perderse en explicaciones de contexto innecesarias. Además, el conjunto queda redondeado con una estética y una banda sonora que acaban de completar una película preciosa y llamada a perdurar en el tiempo.[[crítica / tráiler]

Pocas películas se habrán visto este año tan rematadamente “made in USA” como The Rider, Pero al mismo tiempo pocas han conseguido hacernos partícipes de una historia que nos podía resultar tan lejana a nivel cultural, geográfico y social. La directora Chloé Zhao convierte en ficción casi documental el drama de una joven estrella del rodeo de Dakota del Sur que ve roto su sueño vital, y nos la acerca de forma que prácticamente podríamos conversar con él y todo. Con el hecho diferencial (y mérito añadido) de contar con los protagonistas reales como actores de la película, The Rider toma parte del espíritu del western clásico y nos enseña la importancia capital que puede llegar a tener montar sobre un caballo en aquella parte del mundo, por muy extraño que nos pueda parecer a nosotros. Todo un prodigio para una producción tan humilde como ésta.[[crítica / tráiler]

El diálogo entre Frances McDormand y Sam Rockwell que cierra Tres Anuncios en las Afueras es probablemente uno de los más cómplices de todos los que hemos podido ver en el transcurso del año 2018, y también uno de los que mejor definen la evolución de los personajes que protagonizaron la historia hasta entonces. Martin McDonagh desarrolla una película muy áspera, en la que el odio y la irracionalidad parecen dominarlo todo, pero a la vez presenta unos personajes tremendamente humanos, que aprenden y cambian. Más allá de esta contundencia dramática, Tres Anuncios en las Afueras es también un duro retrato de la América profunda que parece decirte a la cara: “si crees que tu vida es injusta, fíjate en esta”. Quizás no es la mejor historia para animarte si vienes de pasar un mal día, pero es, indiscutiblemente, una de las mejores del año.[[crítica / tráiler]

El western independiente estadounidense nos tenía reservada otra joya en forma de epílogo. Antes de morir (y con una absoluta conciencia de este hecho), el actor Harry Dean Stanton nos ha dejado con Lucky un testimonio vital impagable y dirigido magistralmente por John Carroll Lynch. Aparte del retrato directo y profundamente humano de su protagonista, con todos sus defectos y virtudes, y sin ninguna intención de dramatizar nada, la película es capaz de definirlo mediante una serie de personajes y situaciones genuinas que poco a poco van conformando toda la reflexión existencial que nos quiere transmitir. Cada mirada perdida de Harry Dean Stanton, cada mínima muestra de afecto, cada respuesta malcarada … todo adopta un significado más allá de la superficie, y hace de Lucky una de esas pequeñas joyas que contienen mucho más cine de lo que parece a primera vista.[[crítica / tráiler]

La posición de Paul Thomas Anderson como uno de los cineastas de primer nivel de los últimos 20 años quedando apoyada cada vez que estrena una nueva película. El director es capaz de pasar de una divagación genial como puro Vicio a una historia completamente cargada de precisión y mala leche como El Hilo Invisible. si a Call Me by Your Name hablaba de la gran historia romántica del año, aquí se puede afirmar claramente que estamos ante la relación más enfermiza que nos ha dejado este 2018. Daniel Day Lewis firma su presunto último papel con un brillo inigualable gracias a un personaje fascinante y un filme que, fiel a su contenido, va tejiendo poco a poco una historia realmente perturbadora. Más aún cuando se deja reposar en la cabeza de cada uno. Quizás la parsimonia con que avanza hace que no se note del todo durante el visionado, pero El Hilo Invisible es lo que se acaba cosiendo entre el espectador y la película.[[crítica / tráiler]

Entre la práctica unanimidad alabadora por parte de la crítica y la polémica relacionada con su estreno en salas de cine, era complicado afrontar Roma sin lugar condicionante. Pero cuando llegó, nos encontramos con una película mayúscula. Alfonso Cuarón ofrece un recital tras la cámara desde el primer hasta el último plano, y combina todo el peso personal de la historia con una increíble capacidad para explicarla sin caprichos ni exageraciones. Aparte del homenaje a su niñera de cuando era pequeño, Cuarón convierte Roma en un retrato social e histórico que va mucho más allá de una simple mirada nostálgica. De hecho, el director acaba poniendo de manifiesto que sus vivencias como niño no son lo verdaderamente importante dentro de la historia que quiere contar. Dejando cualquier influencia o polémica aparte, es un incontestable trozo de película.[[crítica / tráiler]

La mirada infantil es posiblemente la más delicada y difícil de plasmar detrás una cámara de cine. También es la más complicada de entender para aquel espectador que no contempla otra infancia que la que tuvo él. Quizá por eso The Florida Project es casi como un pequeño milagro. Sean Baker acerca al lado oculto de Disneylandia para mostrarnos, con toda la naturalidad del mundo, el parque de atracciones particular de la pequeña Moonee (ajena a la realidad que la rodea) y la dura existencia de su madre Halley. Y lo mejor es que lo hace sin apiadarse de ellas, ni recreándose en su miseria, ni utilizándolas para atacar a nadie. Es evidente que Baker quiere mostrar una realidad muy concreta y que hay unos motivos específicos detrás, pero en ningún caso hay subrayador o artificios. Sirva de ejemplo la propia Brooklynn Prince, ante la sonrisa pícara de la que es imposible no caer rendido. The Florida Project es lo que hay, sin más. Por todo ello, y aunque tal vez no sea la más absolutamente redonda de todas, es la película más importante de este año que cerramos.[[crítica / tráiler]

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos obligatorios están marcados con *